Un blog con contenido bíblico para cubrir las necesidades espirituales de la mujer de todos los tiempos.
Escríbeme a yolimallen@convertidosacristo.org o a yolimallen@gmail.com

CONFERENCIA PARA DAMAS 3


    El Diseño Divino para la Mujer

                                          Tito 2:3-5




Un Modelo Divino…Tito 2:3

2:3 Las ancianas asimismo sean reverentes en su porte; no calumniadoras, no esclavas del vino, maestras del bien



Introducción

Tito, es una de las epístolas Paulinas, o sea escrita por el Apóstol Pablo, lo vemos claramente en,

1:1 Pablo, siervo de Dios y apóstol de Jesucristo, conforme a la fe de los escogidos de Dios y el conocimiento de la verdad que es según la piedad,

 Escrita a Tito, quien la misma carta nos declara ser,

1:4 a Tito, verdadero hijo en la común fe: Gracia, misericordia y paz, de Dios Padre y del Señor Jesucristo nuestro Salvador.

Y el Propósito de la carta aparece en el verso 5,

1:5 Por esta causa te dejé en Creta, para que corrigieses lo deficiente, y establecieses ancianos en cada ciudad, así como yo te mandé;

Luego de darle una serie de recomendaciones en el capítulo 1 sobre lo que debe ser un anciano en contraste con los falsos existentes, en el capítulo 2 le exhorta a apegarse a la sana doctrina y continúa dándole ejemplos a seguir y enseñar; a los ancianos, ancianas, madres y esposas, jóvenes, siervos… en fin a toda la iglesia.

Así que, volviendo a nuestros verso Tito 2:3…

¿Quiénes son las ancianas?

Ancianas- son personas mayores, con experiencia vivida,  con conocimiento. Siempre habrá alguien que te considere vieja o mayor… aunque para otros seas joven.


Las mujeres generalmente se ofenden o se sienten mal cuando se le llama “anciana” hasta que entienden el verdadero significado de la Palabra de Dios, donde comprenden lo horadas, respetadas, y llenas de sabiduría que el Señor nos considera.

Luego que nos convertimos y vamos madurando en el Señor, nos vamos convirtiendo en ancianas capaces de enseñar a otras… pero tenemos que tener ciertos requisitos que nos adornen.

Dice el verso “ las Ancianas Asimismo…”

Aquí la palabra Asimismo, nos hace una ligadura, un enlace, entre lo anterior y lo posterior.

Pablo, hablando a Tito nos dice en los versos anteriores,

2:1 Pero tú habla lo que está de acuerdo con la sana doctrina.
2:2 Que los ancianos sean sobrios, serios, prudentes, sanos en la fe, en el amor, en la paciencia. 

Esto nos hace compartir estas cualidades también como a los ancianos, el ser:

Sobrias- moderadas, discretas, con dominio de sí misma, controladas en especial con respecto al vino.

Serias- adjetivo que muestra respeto reverente, de una buena reputación, digna de confianza.

Prudentes- adjetivo personal que denota autodisciplina en su libertad, mente sana. Alguien que modifica su conducta para no recibir o producir perjuicios innecesarios.

Sanas en la fe- alguien con creencias firmes, convicción en la verdad, realidad o fidelidad.

En el amor- la buena voluntad hacia los demás, benevolencia, amor al prójimo, el afecto fraternal que el Señor Jesús manda e inspira.

En la paciencia- mantenerse resistente, bajo las circunstancias, no se rinde ni sucumbe a las pruebas.

Otros versículos en la Biblia nos hablan del anciano:

Job 12:12

 En los ancianos está la ciencia,
Y en la larga edad la inteligencia. 

Proverbios 20:29

 La gloria de los jóvenes es su fuerza, 
Y la hermosura de los ancianos es su vejez. 

Pero comencemos con nuestro verso…

¿Qué seria Reverentes en su porte?

No olvidemos lo que Dios mira…
Recordemos 1 de Samuel 16,

16:7 Y Jehová respondió a Samuel: No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón. 

Un porte Reverente es una apariencia respetuosa.

La apariencia habla de nosotras, puede decir si somos limpias, ordenadas, con gusto, elegancia, despreocupadas, abandonadas, etc. Por lo que va desde la cabeza, hasta los pies.

Una buena apariencia externa, nos distingue desde afuera por lo que somos, sin necesidad de muchas palabras.

Si no use su imaginación y piense cómo distingue aún sin palabras: a una enfermera, un mendigo, una loca sin juicio, un drogadicto, una reina, un oficial, un impío, un creyente.

El respeto a veces se gana solo por la ropa y la apariencia que tenemos ante otros, así también la falta de respeto.

Ejemplo: un oficial, una prostituta.


1.  Usando la ropa adecuada según la ocasión- No eso lo mismo vestirse para el campo, para la playa, para un cumpleaños en la tarde, para una cena formal, para una boda, para pintar una pared, para limpiar la casa etc. Recordemos cuando jugábamos con la “mariquita”, la cambiábamos dependiendo de dónde iba a salir.

2.  Usando la ropa que nos queda bien de acuerdo a nuestro peso, a nuestra figura y a nuestra edad-

No dejando que la moda nos influya en nuestro vestir.

No todo lo que está de moda nos luce. Busquemos el equilibrio no destacando aquellas partes de nuestro cuerpo que son más sobresalientes.

Muchas veces tenemos que entrar en nuestro armario y revisar todo aquello que está de más, hacer una limpieza y reorganizar sacando lo que no nos sirve, no usamos, no nos gusta, no nos queda bien…

No guardemos por guardar, hay mucha gente necesitada a nuestro alrededor. 

   
3.  Teniendo un buen comportamiento todo el tiempo, y en todo lugar- que refleje lo que somos verdaderamente, una Cristiana o más bien un pequeño Cristo. No me avergüenzo de lo que soy.
      
Que nuestra conducta hablé por nosotras, que nos veamos diferentes al resto que no tiene a Cristo. No solo en la iglesia, sino fuera de ella. En todo tiempo.





Ideas prácticas, para antes de salir a cualquier lugar. Me pregunto:

¿Qué dirá Cristo de mí?

¿Podré hablar sobre mi Señor y darle a Él toda la gloria, así como voy vestida?

¿Respetarán a Cristo en mí?

¿Luzco como una hija de Dios?

¿Estoy consciente que Dios me ve?

¿Cómo no ser calumniadora?

El Salmo 15:1-3 nos dice sobre la calumnia,

15:1 Jehová, ¿uién habitará en tu tabernáculo?
¿Quién morará en tu monte santo?
15:2 El que anda en integridad y hace justicia,
Y habla verdad en su corazón.
15:3 El que no calumnia con su lengua,
Ni hace mal a su prójimo,
Ni admite reproche alguno contra su vecino

La calumnia consiste en la imputación falsa a una persona de la comisión de un hecho que la ley califique como delito, a sabiendas de que éste no existe o de que el imputado no es el que lo cometió.

En otras palabras … una mentira, pecado.
Una buena apariencia está completa con una boca que pueda hablar con sabiduría, una lengua hermosa ante los ojos de Dios.

Recordemos que de la abundancia del corazón habla la boca. (Lucas 6:45)

   6:45 El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca.


1.  Que no mienta.

2.  Que no engañe.

3.  Que no diga palabras deshonestas feas, ofensivas, ni vulgares. (Efesios 4:29)

4.  Que no ande en chismes.

5.  Que no sea imprudente y hable sin pensar lo que dice ni el momento en que debe hacerlo.

6.  Que hable de más añadiendo información.

Como idea práctica, debo examinar mi hablar y escuchar, para no caer en pecado regularmente.

Es mucho lo que hablamos, así que pensemos un poco antes de hablar, recordemos algunos consejos de Proverbios; qué en las muchas palabras, no falta pecado y que aún el necio cuando calla es contado por sabio.

Aprendamos la prudencia, recordando que la mujer virtuosa abre su boca con sabiduría.

¿Cómo no ser esclavas del vino?

Proverbios 23: 29-35 dice sobre el vino muy claramente,

23:29 ¿Para quién será el ay? ¿Para quién el dolor? ¿Para quién las rencillas? 
¿Para quién las quejas? ¿Para quién las heridas en balde? 
¿Para quién lo amoratado de los ojos? 
23:30 Para los que se detienen mucho en el vino, 
Para los que van buscando la mistura. 
23:31 No mires al vino cuando rojea, 
Cuando resplandece su color en la copa. 
Se entra suavemente; 
23:32 Mas al fin como serpiente morderá, 
Y como áspid dará dolor. 
23:33 Tus ojos mirarán cosas extrañas, 
Y tu corazón hablará perversidades. 
23:34 Serás como el que yace en medio del mar, 
O como el que está en la punta de un mastelero. 
23:35 Y dirás: Me hirieron, mas no me dolió; 
Me azotaron, mas no lo sentí; 
Cuando despertare, aún lo volveré a buscar.


El esclavo, no es LIBRE, no puede hacer lo que desea, tiene quien lo domina, lo controla, así sucede con el esclavo del vino, o de cualquier vicio.

Un esclavo del vino puede ser inclusive aquel que necesita de una copita antes de la comida… pero diariamente.

En Cristo Jesús hemos recibido la libertad sobre el pecado. Este ya no se enseñorea de nosotras, no nos controla.

Dice Juan 8:32
 y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. 

Como creyentes ahora somos siervos voluntarios de nuestro amo y Señor Jesucristo, según Romanos 6:17-18.

Pero gracias a Dios ahora como siervos debemos vivir:

·      Una vida controlada, por el Espíritu Santo, que mora en nuestro corazón según Efesios 5:18-20.

·      Con el dominio propio necesario en todas las áreas de mi vida, nada de vicios incontrolados según 2 de Timoteo 1:7.

·      Una vida en equilibrio, sin extremos ni exageraciones.

·      Una vida que manifieste el fruto del Espíritu según Gálatas 5:22 (amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza)

Como ideas prácticas, recordemos que nuestro testimonio vale mucho y ha sido muy difícil lograrlo, que dañarlo es muy sencillo… pero repáralo es imposible.

Cuando un testimonio se maltrata, no vuelve a ser como antes por más que luche, NUNCA será igual.

Cuidemos nuestro testimonio.

¿Cómo podemos ser maestras del Bien?

En 1 de Pedro 2 vemos lo que nos dice la Biblia sobre nuestro maestro Jesús,
2:21 Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas; 


Una maestra es una persona que enseña una ciencia, arte u oficio.

Una Persona experta en una materia.
Aquel que instruye, enseña o alecciona.

Solo podemos enseñar cuando dominamos el tema.

Solo podemos enseñar cuando somos ejemplo y lo practicamos.

No se puede enseñar solo con palabas y teoría.

La buena maestra no solo enseña sino que repasa, examina, corrige y al final evalúa su trabajo.

Sabemos por experiencia que hay alumnos fáciles de enseñar, que aceptan y aprenden rápido.

Pero hay otros menos hábiles que requieren mayor esfuerzo y dedicación, necesitan más repetición, nuevas y diferentes técnicas hasta que logren entender. Estos son alumnos “especiales”.

Nuestra meta como profesora es lograr que todos aprendan, cada uno en su forma, a su tiempo, y a su capacidad.

Que podamos ver los resultados, no dándonos por vencidos, sino luchando hasta lograrlo.

El buen maestro hace discípulos, para que estos a su vez pueden enseñar a otros.

Ideas prácticas, solo habrás terminado de enseñar cuando veas que tus discipulos están haciendo lo mismo con otros.

Oremos para que seamos maestras del Bien, y enseñemos conforme a la Palabra de Dios:

·      a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos

·      amar a sus hijos,

·      a ser prudentes,

·      a ser castas,

·      cuidadosas de su casa,

·      buenas,

·      sujetas a sus maridos,

Como lei una vez, cada uno recoge lo que siembra:
si siembra trabajo……recogerá éxitos
si siembra amor……….recogerá felicidad
si siembra vientos…….recogerá tempestades
Eres libre de hacer o no hacer, de pensar o no pensar de actuar o no actuar, de decir o no decir

Nunca le eches la culpa a los demás de lo que te sucede.

Eres libre de tus actos, pero no de tus consecuencias

 Y como nos dice en Tito  capítulo 2:11-12,

2:11 Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres,
2:12 enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente…, 


*****************






Y la mujer respete a su marido.
1 Pedro 3:2
Considerando vuestra conducta casta y respetuosa.

1.  Ejemplos de falta de respeto.
2.  Factores que originan la falta de respeto.
3.  ¿Qué es el respeto?
4.  Causas por las que muestro respeto.
5.  El respeto en la Biblia.
6.  A Quién debo mostrar Respeto.
7.  Consejos que no debo olvidar.

Nuestra vida gira en torno a muestras de Respeto y todos de alguna forma u otra hemos fallado por faltar al respeto.
Faltamos al respeto cuando violamos las normas de una Sociedad o de un ser humano, queriendo hacer lo que se nos viene en gana.
Pero si entendemos esto, violamos también las normas que provienen del mismo Dios y Su palabra, así que en otras palabras, atentamos contra nuestro Dios directamente cuando faltamos el respeto.
Cuando faltamos el respeto….le faltamos a Dios.

1. Algunos ejemplos que muestran falta de respeto, del diario vivir pueden ser:

·      Apoyarle o contar un chiste sucio y decir palabras indecorosas, que te provoquen la falta de respeto. Aún aceptamos chistes de nuestro Dios y Su Palabra.
·      Llegar tarde a una cita, al templo, a una clase.

·      No aceptar y refutar abiertamente las ideas del otro, delante de los demás.
·      Gritarle o hablar duro y de forma incorrecta a otro.
·       Responder atrás, murmurar a un comentario hecho por la autoridad, padres, jefe, esposo.









·      Salpicar con el carro, a veces hasta a propósito a un caminante un día de lluvia.
·      Tener una mala actitud, gestos inadecuados mientras manejo, no pago multas, voy a alta velocidad, no respeto semáforos.
·      No respeto valores Patrios; himno, bandera.





·      Tener un trato injusto con alguien, quitarle un turno o colarse en una fila, aún sea anciano, embarazada….
·      Tomar algo de otro sin preguntar al dueño.





·      Abrir un paquete o carta que va dirigida a otro, no es mía.
·      Leer correspondencia ajena.
·      Revisar el celular o la computadora de otra persona.


·      Hablarle mal a uno más pequeño o de menos autoridad que nosotros.
·      Tomar el nombre de Dios en vano.
·      Levantarle la mano y golpear a otro ser humano.
·      Juegos mortales como LA BALLENA AZUL o echarle agua hirviendo a otro de sorpresa.
·      Matanzas, guerras, abortos. 


·      Burlarnos del otro poniéndole nombres y apodos que no le agraden.
·      Hacer bulling.
·      Hacer anécdotas que avergüenzan al otro.
·      Maltratar a un niño, venta de órganos, contrabando de niños.

·      Poner música en volumen alto sin importar a quién pueda molestar; vecinos y fiestas o en el carro.
·      Ponerme una vestimenta que cause en otros motivos para faltarme el respeto.

·      Contaminar aguas de un rio, dañar los corales.
·      Tirar basura fuera del lugar adecuado, contaminación.
·      Provocar un incendio y destrucción de la naturaleza.



·      Acoso de cualquier índole a uno más débil.
·      Abusar sexualmente de uno más débil, incesto por “amor” desde pequeños, homosexualidad, violación.





“La falta de respeto engendra odio….y el odio trae la violencia.”






2.  Factores que originan la falta de respeto:

La Intolerancia-no acepto al otro, sus diferencias para conmigo.
La ausencia de valores- el egoísmo, solo quiero satisfacer mis propios deseos.
La carencia educacional- falta de educación y conocimiento, desconozco lo que debo hacer, ignorante.
El orgullo y la soberbia- me hacen sentir superior a todos.
“El Respeto comienza desde el Hogar, desde pequeño”.




3. ¿Qué es el Respeto?
El respeto es una de las bases de la moral y la ética, consiste en valorar a los demás, considerar y reconocer la dignidad de cada persona como tal, es el reconocimiento de los derechos que son innatos a toda humanidad.
Consideración de que algo es digno y debe ser tolerado.
El respeto es por lo tanto un derecho que podemos exigir; pero es también una obligación, pues debemos actuar de la misma manera con los demás.
 “El que respeta…. Lo respetan.”
“Da respeto ….y recibe respeto.”

4. Causas o razones por las que muestro Respeto:
·      Respeto por la Posición o jerarquía ej. El rey.
·      Respeto por la vida (Dios la dio, Él la quita).
·      Respeto por miedo.
·      Respeto por conveniencia.
·      Respeto por afecto, por amor.
·      Respeto por lo mío, mis posesiones ej. Mi carro.
·      Respeto por obligación, me ha sido impuesto.
“Sin Respeto …… No hay Amor.”
“Amor y respeto… inexistentes el uno sin el otro.”

5. El respeto en la Biblia:
a.  La reina Vasti y la reina Ester:
           
La reina Vasti vemos su falta de respeto hacia su esposo y sus invitados; su conducta aunque desconocemos muchas de sus causas, no fue bien vista y trajo tristes consecuencias a su vida.
1:10 El séptimo día, estando el corazón del rey alegre del vino, mandó a Mehumán, Bizta, Harbona, Bigta, Abagta, Zetar y Carcas, siete eunucos que servían delante del rey Asuero,
1:11 que trajesen a la reina Vasti a la presencia del rey con la corona regia, para mostrar a los pueblos y a los príncipes su belleza; porque era hermosa.
1:12 Mas la reina Vasti no quiso comparecer a la orden del rey enviada por medio de los eunucos; y el rey se enojó mucho, y se encendió en ira. 

1:17 Porque este hecho de la reina llegará a oídos de todas las mujeres, y ellas tendrán en poca estima a sus maridos, diciendo: El rey Asuero mandó traer delante de sí a la reina Vasti, y ella no vino.

 1:19 Si parece bien al rey, salga un decreto real de vuestra majestad y se escriba entre las leyes de Persia y de Media, para que no sea quebrantado: Que Vasti no venga más delante del rey Asuero; y el rey haga reina a otra que sea mejor que ella.
1:20 Y el decreto que dicte el rey será oído en todo su reino, aunque es grande, y todas las mujeres darán honra a sus maridos, desde el mayor hasta el menor. 




Por el contrario vemos la conducta y actitud sumisa de Ester y sus consecuencias; ante la presencia de su marido, Rey. Ella consiguió lo que deseaba.
5:1 Aconteció que al tercer día se vistió Ester su vestido real, y entró en el patio interior de la casa del rey, enfrente del aposento del rey; y estaba el rey sentado en su trono en el aposento real, enfrente de la puerta del aposento.
5:2 Y cuando vio a la reina Ester que estaba en el patio, ella obtuvo gracia ante sus ojos; y el rey extendió a Ester el cetro de oro que tenía en la mano. Entonces vino Ester y tocó la punta del cetro.
5:3 Dijo el rey: ¿Qué tienes, reina Ester, y cuál es tu petición? Hasta la mitad del reino se te dará.
5:4 Y Ester dijo: Si place al rey, vengan hoy el rey y Amán al banquete que he preparado para el rey. 

5:8 Si he hallado gracia ante los ojos del rey, y si place al rey otorgar mi petición y conceder mi demanda, que venga el rey con Amán a otro banquete que les prepararé; y mañana haré conforme a lo que el rey ha mandado. 

b.  Sara esposa de Abraham, 1 Pedro 3:6



3:6 como Sara obedecía a Abraham, llamándole señor; de la cual vosotras habéis venido a ser hijas, si hacéis el bien, sin temer ninguna amenaza. 

c.   Jesús y el respeto.
Jesús cumplió y respeto todas las leyes cuando estuvo en esta Tierra dándonos el mejor de los ejemplos.
Su trato con el prójimo solo fue para ayudarle, consolarle, suplirle, resolverle, sanarle, salvarle.
Dice Mateo, palabras del mismo Jesús,
5:17 No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir.
*Abrogar-abolir, suspender.


6.  ¿A Quién debo mostrar Respeto?
a.   A Dios y a Su Palabra.

Obedeciéndola y cumpliendo sus mandamientos y preceptos, sin cuestionar nada, entendiendo que es lo mejor para nosotros.
Aplicándola a nuestra vida como el manual de instrucción práctica. Si respeto Su palabra, respetaré todo lo demás.

El evangelio de Juan nos enseña,
14:21 El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él.

También debo mostrar respeto:
b.   A mí misma.
           

Respetarme a mí mismo es atender y satisfacer mis propias necesidades y valores; y expresar y manejar de forma conveniente los sentimientos y emociones sin hacerme daño ni culparme.
Soy un ser creado por Dios, único, debo tener una actitud positiva, debo saber oír consejos, debo aprender a manejar las críticas y no permitir que los demás me afecten.
¿Cómo hacerlo?

1.  Conociéndome mejor a mí mismo, cómo pienso, lo que creo, cómo reacciono…
2.  Perdonándome, mis pecados pasados no me afecten.
3.  Aceptándome tal como Dios me hizo, conformidad.
4.  Esforzándome por aumentar mi autoconfianza, mejorando mi aspecto físico, mi postura.
5.  Teniendo una actitud positiva, no en derrota.
6.  No llevándome de las opiniones de los demás.
7.  Dejando a un lado la envidia y los celos.
8.  Haciendo buenas elecciones y decisiones.
9.  Aprendiendo a manejar las críticas o correcciones.
10.   No permitiendo verme afectado por los bullings o burlas de los demás.
Recordemos lo que nos dice Romanos 12:3,
Cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que deba tener, sino que piense de sí con cordura conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno.
“el respeto comienza por uno mismo”

c.    Al prójimo.





Nuestro prójimo es todo aquel que nos rodea, que está a nuestro lado, al que encontramos en la calle, el que nos sirve, nos atiende, nos cuida.
Pero también es el que nos maltrata, o nos hiere, o nos hace maldad.
Nuestro prójimo es todo aquel que no soy yo.

¿Cómo le muestro respeto?
·      Lo oigo atentamente.
·      Lo obedezco inmediatamente, sin vacilar ni cuestionar, si así lo merece.
·      Busco su bien y no su mal.
·      Lo admiro y reconozco lo que es, su posición, lo que vale.
·      No le quito su espacio, ni sus derechos.
·      No le contesto atrás de mala forma.
·      No le falto el respeto ni de palabras ni de pensamientos.
·      Reconozco su lugar o posición ante mí.
·      Reconozco sus cualidades.
·      Obedezco aún no esté de acuerdo, cuando debo hacerlo.
·      NO le devuelvo mal por mal.
·      No le tomo en cuenta su daño para conmigo.
·      No haré nada que le perjudique, ni físico ni verbal.
·      Aceptaré su punto de vista, aunque sea diferente al mío.
·      Respetaré su vida, Dios es su dueño.

Mateo nos recuerda, las palabras de Jesús,
5:44 Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen;

d.  A la Naturaleza.
La Naturaleza es una creación de Dios, y merece todo nuestro respeto y admiración.
No la destruyamos, no la lastimemos.
      

Romanos dice,
8:19 Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios.
8:20 Porque la creación fue sujetada a vanidad, no por su propia voluntad, sino por causa del que la sujetó en esperanza;
8:21 porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios.
8:22 Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora; 

e.  A las Autoridades, leyes debemos mostrar respeto:

    

Debemos someterrnos a toda autoridad pues por Dios ha sido puesta.
Someternos a las leyes de nuestro país.
Le debemos obediencia. Jesús nos enseñó a dar al César lo que era del César.

Romanos nos dice,
13:1 Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas.
13:2 De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos. 

f.    A los Padres, los mayores les debemos respeto:
     

Todo hijo debe respeto y obediencia a sus padres, debemos honrarles, admirarles, escucharles.
Cuando envejezcan les debemos cuidar y atender debidamente, como ellos lo hicieron con nosotros.
Efesios nos recuerda,

6:1 Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo.
6:2 Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa;
6:3 para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra.


g.   Debo respetar; los Valores (patrios, morales) y las buenas costumbres.
Mostrar respeto a los valores patrios es una obligación y un deber, respetar el himno Nacional, la bandera, el escudo etc.
Mantener limpia la ciudad.
Debo guardar las normas morales que aprendí desde pequeño: ceder asiento al anciano, dar paso a los incapacitados o embarazadas, pedir excusas si tropieza con alguien, dar buenos días y gracias a su debido tiempo etc.
Ayudar al necesitado.




Mateo nos aclara,
25:37 Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber? 
25:38 ¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos? 
25:39 ¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti? 
25:40 Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis.

Consejo…

No olvidar estos principios básicos:

1.  La verdad absoluta solo la tiene Dios, no nosotros.
2.  Cada ser humano, cada animal, planta y objeto;  merece el debido respeto.
3.  Nadie es más que nadie ni menos que nadie.
4.  Nuestra opinión es nuestra, cada uno tienen la suya.
5.  Nuestro color de piel y nuestros rasgos nos lo dio Dios, no es ni el mejor ni el peor.
6.  Nuestro sexo fue dado por Dios, es el que merecemos.
7.  El lugar donde vivimos y la posición que tenemos la permitió Dios a nuestra vida, seamos agradecidos y aceptémosla.
8.  Cada uno es parte importante, y nos necesitamos unos a otros.
¿Mujer, madre, esposa, hija, abuela, somos capaz de decir que respetamos conforme a lo que hemos visto hoy?

Recordando que Efesios nos manda…
Y la mujer respete a su marido.
¿Respetamos a nuestros padres, maestros, jefes, al país, a los animales, a mi prójimo… a todas las autoridades, cualquiera que sea?
¿Hemos considerado que nuestra conducta es casta y respetuosa… damos y reflejamos respeto?
¿Estamos viviendo la vida que queremos o la que Dios quiere que vivamos?

No podemos pasar desapercibidas por esta vida, ni pasar sin darnos cuenta, ni pasar de manera equivocada; por esta vida.
Si hemos faltado el respeto….hemos PECADO contra Dios.
Dios quiere que tengamos vida y vida en abundancia, que también tengamos la Vida Eterna.
Necesitamos de SU PERDÓN.

Esa vida plena solo se encuentra en Jesucristo, Él es el camino, la verdad, y la vida.
El Único que puede limpiar nuestros pecados y faltas.
Solo Él da sentido a esta vida.
Solo Él da el PODER para vivirla, como conviene.
Porque Él es la VIDA.
Dios les bendiga.
Oremos.








No hay comentarios:

Publicar un comentario