Un blog con contenido bíblico para cubrir las necesidades espirituales de la mujer de todos los tiempos.
Escríbeme a yolimallen@convertidosacristo.org o a yolimallen@gmail.com

viernes, 4 de noviembre de 2011






Las 4C de la Soberanía de Dios
(Cuida, Conoce, Controla, Corrige)

Por Yoli de Mallén

¡Dios es Soberano!
Ha existido siempre, no tienen principio ni fin, es la máxima autoridad, está sobretodo, es el Todopoderoso, el Eterno, el Rey de Reyes, el Señor de Señores, no hay otro como El ni lo habrá, el Único y Sabio Dios, el Creador del Universo.

Dentro de su Soberanía podemos destacar claramente 4C que nos ayudarán a recordar y admirar asombradas; el Tremendo Dios que tenemos:

Primera C – Dios nos Cuida

·         Nos alimenta,  Mateo 6:31 y 32
6:31 No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos?
6:32 Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas.

·         Nos protege, es nuestra fortaleza,  Salmo 27:1
      27:1 Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré?
     Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme?

·          nuestro escudo,  Salmo 28:7
           28:7 Jehová es mi fortaleza y mi escudo;
         En él confió mi corazón, y fui ayudado,
         Por lo que se gozó mi corazón,
         Y con mi cántico le alabaré.

·         Nos rodea con sus manos,   Salmo 139:5
139:5 Detrás y delante me rodeaste,
Y sobre mí pusiste tu mano.

·         Nos abriga, nos viste,   Mateo 6:30
6:30 Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe?

·         Es nuestro refugio,  Jeremías 16:19
16:19 Oh Jehová, fortaleza mía y fuerza mía, y refugio mío en el tiempo de la aflicción, a ti vendrán naciones desde los extremos de la tierra, y dirán: Ciertamente mentira poseyeron nuestros padres, vanidad, y no hay en ellos provecho. 

·         Es nuestro Castillo fuerte,   Salmo 91:2
91:2 Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío;
Mi Dios, en quien confiaré.

Segunda C – Dios nos Conoce

·         Formó nuestro embrión,  Salmo 139:16
139:16 Mi embrión vieron tus ojos,
Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas
Que fueron luego formadas,
Sin faltar una de ellas.

·         Conoce cada uno de nuestros pensamientos,  Salmo 139:4
139:4 Pues aún no está la palabra en mi lengua,
Y he aquí, oh Jehová, tú la sabes toda.

·         Conoce nuestro corazón y mente,   Salmo 7:9 y
7:9 Fenezca ahora la maldad de los inicuos, mas establece tú al justo;
Porque el Dios justo prueba la mente y el corazón.

·         Es nuestro Creador,   Colosenses 1:16
1:16 Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.

·         Fortalece y conoce nuestras limitaciones,  Filipenses 4:13
4:13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece

·         Conoce nuestras habilidades, nos da dones y regalos,  Efesios 4:8
4:8 Por lo cual dice: 
Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, 
Y dio dones a los hombres.

·         Conoce nuestro futuro,  Salmo 16:11
16:11 Me mostrarás la senda de la vida;
En tu presencia hay plenitud de gozo;
Delicias a tu diestra para siempre.

Tercera C – Dios nos Controla

·         Dios nos guía,   Salmo 48:14
48:14 Porque este Dios es Dios nuestro eternamente y para siempre;
El nos guiará aun más allá de la muerte.

·         Nos dirige,   1 Tesalonicenses 3:11
3:11 Mas el mismo Dios y Padre nuestro, y nuestro Señor Jesucristo, dirija nuestro camino a vosotros. 

·         Nos tiene nuestros días contados, limitados Salmo 39:5
39:5 He aquí, diste a mis días término corto,
Y mi edad es como nada delante de ti;
Ciertamente es completa vanidad todo hombre que vive.
Selah

·         Nos muestra el Camino,   Jeremías 16:17
16:17 Porque mis ojos están sobre todos sus caminos, los cuales no se me ocultaron, ni su maldad se esconde de la presencia de mis ojos. 

·         Es nuestro Amo y Señor,   Colosenses 4:1 y Hebreos 13:6
4:1 Amos, haced lo que es justo y recto con vuestros siervos, sabiendo que también vosotros tenéis un Amo en los cielos.

13:6 de manera que podemos decir confiadamente: 
El Señor es mi ayudador; no temeré 
Lo que me pueda hacer el hombre.

Cuarta C – Dios nos Corrige

·         Nos disciplina,  Hebreos 12:6
12:6 Porque el Señor al que ama, disciplina, 
Y azota a todo el que recibe por hijo.

·         Nos enseña,  Jeremías 33:3
33:3 Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces. 

·         Nos da la sabiduría,   Job 35:11
35:11 Que nos enseña más que a las bestias de la tierra, 
Y nos hace sabios más que a las aves del cielo? 

·         Nos amonesta, exhorta,   Hebreos 12:5
12:5 y habéis ya olvidado la exhortación que como a hijos se os dirige, diciendo:
Hijo mío, no menosprecies la disciplina del Señor, 
Ni desmayes cuando eres reprendido por él; 

·         Nos azota,  Hebreos 12:6
12:6 Porque el Señor al que ama, disciplina, 
Y azota a todo el que recibe por hijo.

·         Es nuestro Padre,  2 Corintios 6:18
6:18 Y seré para vosotros por Padre, 
Y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso.

 Dios en Su Soberanía nos Cuida, Conoce, Controla y Corrige porque nos ama.
Somos una hechura especial, nos creó, nos eligió, le pertenecemos, nos compró.

¿Por qué  lo merecemos? Jamás. Solo merecemos el Infierno y la condenación.
Pero  al Convertirnos aceptamos la Obra Perfecta de Cristo a nuestro favor y ya nuestro Dios y Padre NO nos ve a nosotros directamente; sino a Su Hijo Unigénito, Su Obra, Su Muerte, Su Sacrificio, Su Gran Amor y a nosotros escondidos tras la cruz  de Jesucristo.

Esto lo comprobamos en Gálatas 2:20 que dice:
2:20 Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.

Nuestro Dios no se limita a solamente 4C, nuestro Dios es Infinito, pero con esta idea, nos ayudamos a recordar una pequeña parte de Su Inmensa Soberanía.

¡Oh, Cuánto Te Amo, mi Señor y Dios!



No hay comentarios:

Publicar un comentario