Un blog con contenido bíblico para cubrir las necesidades espirituales de la mujer de todos los tiempos.
Escríbeme a yolimallen@convertidosacristo.org o a yolimallen@gmail.com

sábado, 6 de junio de 2015

Contra  Corriente

                                                                                                    Por Yoli de Mallén


¿Has experimentado alguna de las situaciones que narro a continuación?
A.   Un gran número de personas camina rápidamente en una misma dirección; pero resulta que tú te diriges hacia el otro lado  y tienes que escurrirte y pasar ente todos los que vienen de frente.
B.   Has estado en un bote con motor nadando en contra de la corriente, contra las olas y la brisa.
C.   Has caminado enfrentando un fuerte viento que casi te domina.

Cuando nos convertimos  a  Cristo, nuestra vida toma un giro contrario al que venía, si antes caminaba en una dirección; ahora me volteo totalmente opuesto  y vamos hacia el otro lado.
Si antes caminábamos con el mundo, haciendo todo lo que el mundo me demandaba;  ahora lo enfrentamos.

 Porque Dios y el mundo son opuestos.
Efesios 2:1-2 dice,
 Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia,

Entendemos por la Palabra de Dios que ya no somos del mundo,
Juan 15:19 dice,
 Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, antes yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece.

Juan 17:15 dice,
No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal.

Ya no estamos sujetos al mundo y a sus demandas, ni a sus principios, ni a sus modas, ni a sus directrices.
Ya el mundo no nos moldea, ni domina.
1 Juan 4:4 dice,
Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo.

Ahora tenemos una capacidad de enfrentar, de ir en oposición al mundo.
1 Juan 5:19 dice,
Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno.

¡Somos diferentes!
Vamos nadando en un mundo en contra de la corriente, así como lo hace el Salmón. Recordemos que  el salmón es un pez que pasa la mayor parte de su vida adulta en el mar,  pero remonta cursos de agua dulce para desovar,  en los mismos lugares donde ellos nacieron.
El Cristiano es como el salmón cuando va a desovar, va  en contra de  la corriente por difícil que sea su travesía, con tal de lograr su meta y llegar a su destino final.

Con Cristo de nuestro lado, podemos enfrentar todo tipo de tribulación o problema que se avecine,  NO estamos solos, tenemos Su fuerza, Su poder, Su ayuda. Podemos atravesar y salir victoriosos en cada situación por difícil que sea.
Pudiéramos aparentar estar solos con todo el mundo en contra… pero,
Romanos 8:31 nos recuerda,
¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? 


Somos diferentes, hablamos diferentes, creemos diferentes, caminamos rumbos diferentes, nos vestimos diferentes, actuamos diferentes.

¡Gloria a Dios que voy del lado de Cristo y no de la mayoría!
El mundo va en oscuridad…… yo voy en Luz.
El mundo va a la perdición……..y voy a la Salvación.
El mundo va sin rumbo…….yo sé el camino.
El mundo va a la muerte…… yo voy a la vida.
El mundo va ciego….. ahora yo veo.

Andar con Cristo en contra de la corriente, no es un problema…..

Es más que una bendición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario