Un blog con contenido bíblico para cubrir las necesidades espirituales de la mujer de todos los tiempos.
Escríbeme a yolimallen@convertidosacristo.org o a yolimallen@gmail.com

jueves, 16 de septiembre de 2021

 



Dejando un buen testimonio










En estos días he tenido la oportunidad de estar presente en varios entierros.

Uds. saben muy bien que para mí el más importante de todos…fue el de mi querido y amado esposo.

Pero aparte de él, he estado presente en varios entierros de hermanos y amigos.

Es increíble ver cómo se habla del fallecido en ese tiempo del funeral.


Se selecciona una persona que delante de todos los asistentes y presentes, hable del difunto:

Cuenta toda su vida, y su legado al mundo.

Habla de sus cualidades y sus logros.

Habla de su familia y su relación con ellos.

Habla de todo lo maravilloso que fue su vida en la tierra.

Pero que interesante que a veces todo lo que se dice NO es cierto.


A veces el que habla ni siquiera conoce al fallecido y aun así habla de él como si hubieran sido íntimos amigos.

Pero que gran satisfacción fue para mí saber que todo lo que se dijo de mi esposo, fue cierto.

Que mis hijos y nietos pueden tener su cabeza bien alta al escuchar todo los comentarios y opiniones de las personas que decían conocerlo.

Tanto el pueblo de Dios al que pertenecemos como los inconversos, podían decir cosas ciertas de mi esposo, su padre y su abuelo.

Mi esposo supo sembrar para tener una buena cosecha al final.

Que bien se puede sentir uno cuando sabe con certeza que se dice la verdad de su ser querido.

Pero no se acaba este tema aquí.

Tu y Yo estaremos un día también en ésa caja fúnebre, un día moriré y también habrá alguien que hable de mí.

¿Qué estoy sembrando yo para qué se diga cuando ya yo no esté presente?

Gálatas 6:7-8 nos dice

No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.

 Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna.


Es importante que nuestra vida tenga propósito y éste sea el correcto.

No sigamos corriendo sin freno en el mundo, estemos claro qué vamos dejando atrás.

¿Estarán con su cabeza en alto nuestros hijos y nietos cuando escuchen hablar de nosotros?

O bajarán su cabeza, avergonzados de oír cosas que no fueron ciertas, pues los que hablan siempre dirán lo mejor aunque sea mentira.

Unos van adelante y otros iremos atrás…pero ¡llegaremos!


sábado, 11 de septiembre de 2021

 

Los Pies












Los Pies, parte olvidada de nuestro cuerpo.

Nuestro cuerpo es algo importante para nosotros, lo cuidamos y atendemos con esmero.

·      Nos lavamos y acondicionamos nuestro pelo a menudo.

·      Nos atendemos nuestros dientes.

·      Vamos al médico por cualquier dolor o molestia a investigar qué está pasando en nuestro cuerpo y ayudarlo a sanar.

·      Mantenemos un régimen alimenticio y hasta nos limitamos de ciertos gustos por mantenernos saludables.

·      Hacemos ejercicios para mantener un peso y una apariencia apropiada.

¡Pero los pies! Es lo último que atendemos, nos cortamos las uñas porque ya nos molestan.

¡Hacernos un pedicure! Eso es todo un acontecimiento.

Hacemos las manos tres veces antes que los pies.

Pero es interesante que Dios los menciona en Su palabra y los reconoce como hermosos.

Romanos 10:15 dice,

 ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito: !!Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas!

Pero estos pies los hace hermosos a dónde son guiados y cuál es su propósito.

Has pensado…¿Hacia dónde diriges tus pies?

1.    Romanos 3:15 dice,

Sus pies se apresuran para derramar sangre;

2.    Salmos 119:59 dice,

Consideré mis caminos,
Y volví mis pies a tus testimonios.

3.    Job 23:11 dice,

Mis pies han seguido sus pisadas;
Guardé su camino, y no me aparté.

4.    Salmos 17:5 dice,

Sustenta mis pasos en tus caminos,
Para que mis pies no resbalen.

5.    Salmos 37:31 dice,

La ley de su Dios está en su corazón;
Por tanto, sus pies no resbalarán.

 

Mis pies no van solos e independientes, son dirigidos por nuestra mente, nuestros deseos. Aún así, son el principal apoyo de todo nuestro cuerpo.

¿Estoy caminando conforme a Cristo?

¿Pudiera sentirme segura de que estoy siguiendo Sus pisadas, Sus huellas, como nos recuerda 1 Pedro 2.21?

 Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas;

Es un buen momento para detenernos…y pensar.

¿Por dónde estoy llevando mis pies?

Si no voy detrás de Cristo…me perdí.

 

miércoles, 25 de agosto de 2021

 

Aprovechando el Tiempo




Estoy segura que en algún momento has preparado y disfrutado una buena limonada natural.  Y cuando digo natural me refiero con limones frescos.

Es sencilla y fácil de hacer, pero hay algo importante, exprimir bien los limones para sacar de ellos su máxima cantidad de jugo. Eso es aprovechar bien los limones.

Pues algo tan claro como esto sería entender lo que se nos dice en la carta a los Efesios 5:16(a).

Aprovechando bien el tiempo…

Sería como poder sacarle todo y el máximo de bien al tiempo que Dios nos permite tener.

Sabemos claro que hemos venido a esta vida con nuestros días contados, y no tenemos la potestad de conocer el futuro.

Hoy estamos aquí y mañana no estamos.

He pasado esa experiencia… cuando veo fotos y hago memoria de tan solo meses atrás, ¿Quién se hubiera imaginado que para esta fecha ya no iba a tener a mi compañero y amado esposo a mi lado?

Doy gracias a mi Señor que aun sin saberlo pudimos aprovechar al máximo nuestro tiempo juntos.

Pero…¿y tú?

¿Estás aprovechando tu tiempo?

¿Cómo está tu relación personal con Dios?

¿Cómo está tu relación personal con tu pareja?

¿Cómo está tu relación personal con tus hijos?

¿Cómo está tu relación personal con tu familia?

¿Cómo está tu relación personal con tu trabajo y amigos?

¿En qué estas pasando tu tiempo?

¿Estás Glorificando a tu Creador?

Hoy estamos aquí… mañana no sabemos.

Yo doy gracias a mi Señor que no hubiera cambiado nada de lo que pasé, pues aún difícil, no quedó nada atado sin desatar con la partida de mi compañero y el amor de mi vida.

Pero sí entiendo que de ahora en adelante hasta que llegue mi momento de partida a la eternidad, debo seguir aprovechando bien mi tiempo, sacándole el máximo de provecho; para la Gloria de mi Salvador.

Que mi mente, cuerpo y espíritu sirvan como instrumentos de honra en las manos del Alfarero.

El versículo termina;

Aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos.

Si observamos a nuestro alrededor, es fácil determinar que ya los días en nuestra época actual son malos…muy malos.

Depravación, degeneración, epidemias, catástrofes, muertes, asesinatos, desamor, envidias, rencor, odio, dolor, maldad, hijos abandonados, padres irresponsables, madres fuera del hogar, enfermedades… la lista es muy larga y dolorosa.

Saquemos el mayor y el mejor provecho a nuestra vida, el tiempo es corto y se acaba.

¡Mientras meditamos, podemos disfrutar de una rica limonada!

 

martes, 17 de agosto de 2021

 

  Sola…Nunca













Experimentar la muerte de un ser querido, es algo muy duro y difícil…pero experimentar la muerte de tu amigo, esposo, amante y compañero de casi 50 años juntos…no tiene ninguna palabra que lo pueda definir.

Pero aunque parezca que voy a hablarles sobre los momentos de angustia, tristeza, desorientación, indecisión…NO.

Voy a hablar y compartir con Uds. todo lo contrario.

Quiero hablar de las Bendiciones que ha sido esta terrible experiencia.

1º Que bendición poder recordar a mi persona amada en todos…y han sido muchos los momentos de alegría, felicidad y verdadero amor y unión matrimonial.

Donde no hubo diferencias que no pudiéramos resolver debidamente y a tiempo, juntos…siempre juntos.

2º Que bendición saber perfectamente dónde ha partido para su eternidad…Cristo mismo se lo llevó con Él.

Está en el mejor lugar donde no hay llanto, ni dolor, ni sufrimiento, ni enfermedad. ¡Donde todo es Perfecto!

3º Que bendición tener suficientes memorias, recuerdos, anécdotas, muchas fotos y videos para compartir y gozarnos con las generaciones que nos continúan.

4º No me cansaré de agradecer a mi Dios el haberme dado el privilegio de compartir todo este tiempo maravilloso a su lado y haber podido Glorificar Su Nombre con nuestra vida juntos.

5º Sola…Nunca

El Señor ha estado y seguirá estando a mi lado. No me ha dejado ni un solo momento ni lo hará.

Es mi sostén y mi Consolador por excelencia.

6º Comienzo otra Aventura…donde espero el Señor siga usándome como lo ha hecho hasta ahora.

Mi compañero terminó su carrera, pero a mi me ha permitido seguir… así que prosigo la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús. (Filipenses 3:14)

Recordando y apropiándome de estas Palabras del Salmo 73:23-16:

Con todo, yo siempre estuve contigo, me tomaste de la mano derecha.

Me has guiado según tu consejo, y después me recibirás en Gloria.

¿A quién tengo yo en los cielos sino a t?

Y fuera de ti nada deseo en la tierra.

Mi carne y mi corazón desfallecen; más la roca de mi corazón y mi porción es Dios para siempre.

¡Gracias a todos los que han orado y siguen orando por mi!

miércoles, 5 de mayo de 2021

 

Manos Productivas












Hablar de las manos es un tema apasionante, pues hay mucho que decir.

Y la Biblia nos habla mucho de ellas, tanto en la parte productiva como en la negativa.

A nivel general las manos han sido una parte muy útil de nuestro cuerpo; el Señor nos la ha permitido como unas ayudantes muy especiales.

Y si no quién recuerda el dicho popular que se dice cuando se refiere a algún asistente que te ayuda y te sirve en todo lo que necesitas y siempre está ahí disponible…

“Tú eres mi mano derecha”

Usamos nuestras manos para muchas cosas, que a veces ni valoramos ni le agradecemos al Señor a menos que un día nos falten:

·      Nos ayudan en nuestra higiene personal todos los días

·      Nos ayudan a cambiarnos y vestirnos

·      Nos ayudan a alimentarnos

·      Nos ayudan a trabajar, usar el celular, la computadora

·      Nos ayudan en los quehaceres del hogar; limpiar, lavar, cocinar, planchar

·      Nos ayudan ahora mismo a escribir

·      Nos ayudan a acariciar y a curar

·      Nos ayudan en el patio a sembrar, plantar, cosechar, regar, podar

·      Nos ayudan a realizar deportes:  jugar, batear, darle a la bola, usar la raqueta, nadar

·      Nos ayudan a realizar trabajos manuales que a veces consideramos extras: coser, bordar, pintar, crear, esculpir, hacer un plato especial

Solo he nombrado por arribita algunas de las cosas que podemos hacer con dos simples manos.

Y como he dicho no nos detenemos a darle gracias a Dios por habernos dado esta ayuda tan especial que trabaja a nuestro lado de manera incansable, sin quejas, haciendo bien y son pocas las veces que se ve imposibilitada o adolorida.

Si damos una miradita al libro de Proverbios 31 tenemos muchos casos donde son las manos las responsables:

1.    Ayuda y alarga su mano a al pobre (31:20)

2.    Esfuerza sus brazos (31:17)

3.    Da comida a su familia (31:15)

4.    Aplica su mano al huso y sus manos a la rueca (31:19)

5.    Hace tapices de lino fino (31:22)

6.    Planta viña del fruto de sus manos (31:16)

7.    Hace telas y vende(31:24)

En la carta a los Efesios 4:28 nos habla de cómo podemos transformar unas manos no productivas a unas manos que agraden a Dios:

"el que hurtaba , no hurte más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, paa que tenga qué compartir con el que jpadece necesidad"

También en Proverbios 14:1 nos dice que hay diferencia entre la mujer sabia y la necia:

"la mujer sabia edifica su casa; mas la necia con sus manos la derriba"

¿Qué estamos haciendo con nuestras manos?

¿La estamos usando parra la Gloria de Dios?

Recuerda que ellas son solo instrumentos que responden a una orden.

Conozco muchas mujeres que han sabido y saben usar sus manos de manera productiva, pero hoy doy muchas gracias a mi Dios por la persona dueña de las manos que aparece en esta foto, ella ha sido mi inspiración para escribir este artículo.

Sus manos son la interpretación más exacta y perfecta a mi entender, de lo que nos dice Proverbios 31:13,

"busca lana y lino, y con voluntad trabaja con sus manos"

Sus manos trabajan dia a dia incansablemente de manera original, creativa y productiva.

¡Dios te bendiga mi hija amada, y bendiga tus manos!



 

viernes, 30 de abril de 2021

 

Cuando te canses de Esperar















Muchas veces se ha oído decir que “El tiempo vuela” queriendo dejar ver que pasa muy rápido, es cierto en algunos aspectos, pero a veces pasamos momentos, donde pensamos que el tiempo no avanza, nos desesperamos, nos cansamos de esperar:

·       A veces estamos simplemente siendo pacientes, para ser atendidos por el médico y obtenemos un turno #12; nos cansamos de esperar…

·       Si somos jóvenes y queremos llegar a cumplir los tan esperados 15 años, para que nos den mejores oportunidades ya como más adultos en casa, nos cansamos de esperar…

·       Si queremos cambiar actitudes de nuestra pareja que nos molestan por su forma de ser, aún se lo hayamos pedido muchas veces, es posible que nos cansemos de esperar…

·       Cuando estamos padeciendo por una enfermedad o dolor y aún hemos orado y tomado los medicamentos indicados y vemos que aún pasan días y el malestar no pasa, nos cansamos de esperar…

·       Cuando vamos delante de nuestro Dios con una oración que anhelamos ver respondida y pasa el tiempo, pasa el tiempo y no vemos NADA, también nos cansamos de esperar…

Hubo una mujer que le sucedió así, Dios le hizo una tremenda promesa, siendo una mujer estéril y de edad ya avanzada, Jehová le promete a Sara la mujer de Abraham, dar un hijo (Génesis 11:30).

Pero ella empieza a ver el tiempo pasar, ella cada vez más vieja, aún ve que le cesa la menstruación o la costumbre de las mujeres ( como lo llama la Biblia), llega a cumplir sus 90 años y nada ocurre, se cansó de esperar… quiso entonces ayudar a Dios.

Probablemente nosotras un día hemos querido también ayudar a Dios, cuando no vemos su respuesta inmediata.

¿Saben qué hizo Sara?

Para ayudar a Dios, dentro de sus posibilidades y costumbres de la época,  entregó a su sierva Agar para que concibiera de su marido y le diera un hijo que fuera luego de su pertenencia (Génesis 16:1-6). ¿Resultó? Jamás; normalmente no resulta cuando tratamos de hacerlo a nuestra forma y no a la de Dios.

Este, definitivamente, no era el Plan de Dios para Sara…

¿Qué actitud debemos nosotros aprender acorde al Salmo 33: 20-22 y al 46:10, cuando nos encontremos en una situación semejante de espera?

33:20 Nuestra alma espera a Jehová;
Nuestra ayuda y nuestro escudo es él.
33:21 Por tanto, en él se alegrará nuestro corazón,
Porque en su santo nombre hemos confiado.
33:22 Sea tu misericordia, oh Jehová, sobre nosotros,
Según esperamos en ti.

46:10 Estad quietos, y conoced que yo soy Dios;
Seré exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la tierra.

Pero sigamos nuestra historia, Dios le concedió a Su tiempo, a Su Tiempo perfecto, el tan esperado hijo, ya para entonces un verdadero Milagro del Altísimo, Maravilloso e Increíble.

Génesis 21:1-3 nos relata:

21:1 Visitó Jehová a Sara, como había dicho, e hizo Jehová con Sara como había hablado. 
21:2 Y Sara concibió y dio a Abraham un hijo en su vejez, en el tiempo que Dios le había dicho. 
21:3 Y llamó Abraham el nombre de su hijo que le nació, que le dio a luz Sara, Isaac. 

¿Qué maravilloso contar con un Dios que la misma Biblia nos revela en Génesis 18:14:

18:14 ¿Hay para Dios alguna cosa difícil? Al tiempo señalado volveré a ti, y según el tiempo de la vida, Sara tendrá un hijo. 

Y en Salmo 147: 5 nos añade:

147:5 Grande es el Señor nuestro, y de mucho poder;
Y su entendimiento es infinito.

En el evangelio de Lucas 1:37, nos maravillan las palabras cuando nos repiten:

1:37 porque nada hay imposible para Dios.

Sabemos que nuestro Dios nos puede dar tres respuestas a nuestras oraciones: SI, NO o ESPERA, ahora no es el mejor momento para tu respuesta, no es el tiempo apropiado.

Dice el Salmo 34:17 y el 145:18-19:

34:17 Claman los justos, y Jehová oye,
Y los libra de todas sus angustias.

145:18 Cercano está Jehová a todos los que le invocan,
A todos los que le invocan de veras.
145:19 Cumplirá el deseo de los que le temen;
Oirá asimismo el clamor de ellos, y los salvará.

Para todo y en todo tiempo, debemos ser agradecidos, entendiendo que Dios tiene un Plan perfecto para cada una de nosotras y que éste es el que más nos conviene.

No tratemos de ayudar a Dios, te aseguro que lo dañaremos.

No nos cansemos de esperar, Dios tiene Su Tiempo.

Y a Su Tiempo, cuando recibamos Su respuesta… Nos gozaremos y alegraremos en Él, le Alabaremos porque:

¡Cuán Grande y Poderoso es Nuestro Dios, no hay otro como Él ni lo habrá!

Solo entonces… lo entenderemos.

jueves, 22 de abril de 2021

 

¿Dime con Quién andas?










Estoy segura que no tengo ni que escribir el final de esta pregunta… y ya sabes la respuesta.

Es asombroso ver como se hacen tan famosos los refranes populares y son tan usados generación tras generación.

¿Dime con Quién andas? Y te diré Quién eres.

Normalmente este refrán te lo mencionan tus padres dependiendo el tipo de amistades frecuentas y llevas a la casa.

Te hacen una simple explicación de que cuides la elección de tus amigos, pues la fama que ellos tienen, te la adjudican a ti, aunque no sea cierta.

Por ejemplo:

·      Si te acompaña alguien que le gusta la pintura y el arte, ya piensan eres pintor o por lo menos te gusta todo lo relacionado con el arte.

·      Si te sientas al lado de un compañero indisciplinado y te ven hablando mucho con él, ya te catalogan de indisciplinado también.

·      Si por el contrario te juntas con los estudiosos de buena nota, piensan que tu eres de lo estudiantes estudiosos y serios.

·      Si andas con un drogadicto o borracho, se imaginan de inmediato que tú bebes o usas droga.

·      Si tus compañeros son homosexuales, es muy probable que piensen tú también formas parte de ellos.

·      Si sales y juegas mucho con niños, dejas ver claro que te gustan los niños.

·      Si te ven paseando un perro con frecuencia, te catalogan como amante y defensora de los animales.

·      Si te acompañas de un amante al deporte, ya se imaginan que tu juegas o disfrutas los deportes.

·      Si tus amigos son reconocidos por una mala reputación y rebeldia, ya tú formas parte de su grupo.

Creo son suficientes ejemplos que dejan claro que si me dices con quién te juntas y andas… te puedo decir Quién eres.

Esto es solo un refrán popular, no aparece en La Biblia, pero no deja de ser muy interesante.

¿Por qué?

Pues si yo quiero me reconozcan por ser una Cristiana, una persona que refleje a Cristo; está claro que debo andar con Cristo y reflejar a Cristo en mi vida.

Así nos dice la carta a los Efesios 4:20 al 32 y 5:1 y 2

 Mas vosotros no habéis aprendido así a Cristo,

21 si en verdad le habéis oído, y habéis sido por él enseñados, conforme a la verdad que está en Jesús.

22 En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos,

23 y renovaos en el espíritu de vuestra mente,

24 y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.

25 Por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros.

26 Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo,

27 ni deis lugar al diablo.

28 El que hurtaba, no hurte más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga qué compartir con el que padece necesidad.

29 Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes.

30 Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención.

31 Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia.

32 Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.

Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados.

Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante.

 

Yo personalmente, firmemente quiero andar con Cristo.

¿Y tú?

¿Dime con Quién andas?