Un blog con contenido bíblico para cubrir las necesidades espirituales de la mujer de todos los tiempos.
Escríbeme a yolimallen@convertidosacristo.org o a yolimallen@gmail.com

viernes, 27 de enero de 2023

 

Increíble…pero cierto







 





Cuando hablamos de animales amaestrados, nos vamos con nuestra tremenda imaginación a imágenes como estas que presento a continuación:

·      El perro que sigue órdenes precisas

·      Los animales de un circo que hacen maravillas para un público

·      Pajaritos que montan hasta bicicletas

·      Animales del agua que dejan la boca abierta con sus piruetas

·      Animales salvajes que han sido doblegados y responden al hombre y hasta fuego atraviesan

Y así podemos tener una lista muy larga.

Pero hoy estaré presentando dos casos que para mí fueron algo increíble…pero cierto, pues lo vi en persona.


1er caso, hicimos una visita hace tiempo y entrando en la casa había un largo pasillo que bordeaba una jardinera, algo muy bonito y bien arreglado.

Dentro de la jardinera había 5 tortugas grandes, todas en ese momento estaban inmóviles, localizadas al otro extremo de donde yo estaba. Parecía que estaban tomando una siesta todas juntas.

-  ¡waoooo que lindas tortugas y que grandes!

Le comenté a la señora de la casa.

- ¿Quieres verlas venir hacia acá?

- no te creo, eso no pasará.

La dueña las empezó a llamar a cada una por sus nombres,  para mi tremenda sorpresa, comenzaron a sacar su cabeza y comenzó un desfile a ritmo muy lento pero seguro, de todas ellas. Las vi venir.

Todas fueron llegando a donde estaba la dueña quien las esperaba para acariciarlas y darles algo de comer.

Increíble…pero cierto.

 

2do caso, vamos a llevar a una hermana a su casa y observamos un grupo de palomas afuera muy reunidas en el parqueo delante de su apartamento.

- son mis niñas, yo las alimento y me esperan con paciencia.

- ¿De veras?

Pues la verdad, yo no le creí mucho el comentario a la hermana. Pero la semana siguiente volvemos por su casa y observo que no están las “niñas” afuera y le digo,

-hoy no vinieron tus niñas.

-ya las verás.

Solo bajó del carro…y no sé de donde aparecieron todas las palomas de vuelta a su lugar del parqueo, a esperar ser alimentadas por la hermana. Estaban observando de lejos su llegada, y la reconocieron.


Estos acontecimientos asombrosos me acuerdan un versículo en Juan 10:27-28

Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, 

 y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano.

La oveja no es un animal para ser amaestrado, nunca he visto una oveja haciendo un espectáculo de circo.

Sin embargo nosotros, si hemos creído, somos comparados con las ovejas y somos capaces de oír y reconocer la voz de nuestro amado Pastor Jesucristo, a través de Su Palabra, la Biblia.

Podemos oírle, reconocerle y seguirle. Podemos recibir de Él su alimento espiritual, así como las palomas reciben su alimento material, como nos dice Mateo 6:26,

26 Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?

Estemos atento, así como esos animales, que no parece nadie adiestró oyen y obedecen, se acercan, se alimentan de quienes les cuidan.

En ese verso que vimos el Señor nos ofrece la vida eterna y una compañía a nuestro lado para siempre, nadie nos puede arrebatar de Su mano.

Nosotros le conocemos porque Él nos eligió y nos amó primero. Y nada nos podrá separar de Su amor.

Increíble…pero cierto.

 

lunes, 23 de enero de 2023

 

¿Tibio?... Nunca





 







No sé si eres de las personas como yo, que no te gusta nada tibio.

Si es café con leche, bien caliente, con humo.

Si es sopa, caliente.

Si es piza, recién horneada.

Y si es lo contrario, también; si es frio…me gusta bien frio.

Helados, refrescos con hielo, con mucho hielo.

Limonada, frozzen.

 

Siempre ando por los extremos si es caliente, que me queme la boca y si es frio, que me congele el cerebro.

Pero así lo prefiero.

¿No sé cómo tú seas?  pero sí sé cómo Dios lo prefiere.


Apocalipsis 3:15-16 dice,

 Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente! 16 Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca. 

 

Aquí no está hablando de comida, sino de nuestras obras o acciones con relación a Dios.

Dios no resiste un Cristiano tibio, que ande con un pie en las cosas del mundo y el otro en las cosas de Él.

Dios no resiste el Cristiano DISEL, dice él que es cristiano, pero no lo demuestran sus hechos.

 

No podemos aparentar ser una cosa, siendo otra.

¡Con Dios no podemos jugar!

Él examina lo más profundo de nuestro corazón y sabe perfectamente lo que allí hay.

Dice Lucas 8:17,

Porque nada hay oculto, que no haya de ser manifestado; ni escondido, que no haya de ser conocido, y de salir a luz.

 

No hay cosa más desagradable que vomitar. Tanto para el que lo hace, como para el que lo limpia.

Pues dice este versículo que Dios vomitará de su boca al tibio.

¡Qué situación tan desagradable!

 

Lo desechará, lo sacará de sí como algo que no sirve, algo dañino, no bueno. Algo mal oliente, desagradable ante Su presencia.

Como Cristianos debemos estar bien claros y andar debidamente en pureza y santidad.

Ni siquiera cerca de la linea o borde entre el bien y el mal.

Mientras más lejos estemos de toda tentación o acciones que puedan confundir nuestro andar, mejor será para nosotros.

1 de Juan2:15-16 dice,

 No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. 16 Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo.

 

Amigo si crees ser Cristiano, pero todavía amas al mundo y te inclinas hacia sus cosas y aún las prefieres…

Es tiempo de revisarte.

No tienes que ser Cristiano por obligación o imposición.

Resulta una carga mayor e imposible de llevar, tratar de aparentar lo que no eres.

Nuestro Dios desea firmeza en nuestra decisión, así es Él.

Mateo 5:37 nos recuerda,

 Pero sea vuestro hablar: Sí, sí; no, no; porque lo que es más de esto, de mal procede.

 

Si tu respuesta es un quizás, tal vez, posiblemente, a lo mejor… dice la Biblia que de mal procede.

Nuestro Dios no miente, no cambia:

·      Es todo o nada

·      Si o No

·      Frio o caliente

·      Vida o muerte

·      Verdad o mentira

·      Cielo o infierno

Solo hay dos formas, no podemos estar en el medio, no existe para Dios un intermedio.

Nuestro Dios es radical, Inmutable.

¿Dónde estaría nuestra seguridad si fuera un Dios cambiante de sus preceptos y estatutos?

Así que, Tibio…nunca.

¡Hay que decidir!

 

martes, 10 de enero de 2023

 

Luminares en el mundo









 


Llegó el momento de quitar los bombillitos y las lucecitas con motivo de la Navidad.

A veces me gustaría las dejaran todo el año, pues se ven muy bonitas y alegran, iluminan y embellecen a su alrededor.

Pero, solo las disfrutamos en la época Navideña.

 

Ver las lucecitas me trae a la mente un versículo hermoso que contiene las Sagradas Escrituras en Filipenses 2:12-16,

1Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, 13 porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.

14 Haced todo sin murmuraciones y contiendas, 15 para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo; 16 asidos de la palabra de vida, para que en el día de Cristo yo pueda gloriarme de que no he corrido en vano, ni en vano he trabajado.

Somos llamados a ser luminares en el mundo, lucecitas que iluminen a otros.

No solo por un tiempo del año, sino desde que conocimos a Cristo como nuestro Salvador.

¡Qué privilegio!

Pero eso requiere diligencia, como nos dice este pasaje:

1.    Debemos ser obedientes a la Palabra de Dios y a todo lo que se nos pide.

2.    Ocuparnos de nuestra Salvación con temor y temblor, como algo apreciado y de gran valor.

3.    Entender que Dios producirá en  nosotros el ánimo y el poder para hacer todo lo que nos venga por delante.

Conforme a Su Voluntad.

4.    Evitemos los chismes, murmuraciones y pleitos. Estemos atentos a lo que hablamos y decimos.

5.    Seamos irreprensibles, hasta donde dependa de nosotros, que no tengan por qué señalarnos.

6.    Que no perdamos la sencillez y la humildad que Cristo nos enseñó.

7.    Que seamos unos dignos hijos de Dios, con un bueno y  fiel testimonio que nos acompañe.

8.    Que brillemos y reflejemos la imagen de Cristo vivo y no del hombre muerto en pecado que somos.

9.    Que permanezcamos aferrados a la Palabra de Dios como nuestra ancla y fundamento.

10.                 Que podamos llegar al final sin ninguna desviación ni equivocación. Que podamos gloriarme de no haber corrido y trabajado en vano.

 

Así seremos hermosas Lucecitas que brillarán todo el año, que iluminarán el camino a otros que estén en oscuridad.

Así como una vez lo hicieron con nosotros.

Llevemos con dignidad la Imagen del Cristo vivo, siendo Luz como Él es Luz del mundo.

viernes, 25 de noviembre de 2022

 

Rompecabeza especial






 




No sé si se han preguntado alguna vez, por qué se llama Rompecabezas a esa actividad de formar una sola imagen, uniendo pequeñas y diminutas partes que lo completan.

Se le define como un juego de habilidad y paciencia que consiste en recomponer una figura o una imagen combinando de manera correcta unas determinadas piezas, en cada una de las cuales hay una parte de dicha figura o imagen. Las piezas pueden ser planas o de distintas formas dando lugar a una sola imagen.

Creo se llama así pues rompe la cabeza de cualquiera el tratar de armar dicha imagen con tantas piezas pequeñas, pero a su vez imprescindibles y perfectamente bien colocadas cada una en un lugar específico y correspondiente.

Si has pasado por esta experiencia sabes es algo que toma varios días de trabajo, a veces es agotador.

No puedes perder ninguna pieza, pues todo se dañaría.

Cada parte encaja en su lugar perfecto y especifico, es muy importante su presencia y participación.

Todas juntas es que logran hacer ver la imagen correcta y completa.

Todas tienen un propósito, tienen su lugar, tienen su forma, se necesitan unas a las otras.

Hablando así, y siendo cristianas… ¿No les parece como si estuviéramos hablando del cuerpo de Cristo y los creyentes?

Todo cristiano es como una pieza del gran rompecabezas que es Cristo. Él es la imagen completa y perfecta.

Colosenses 1:15 nos dice,

 Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación.

 

Pero nosotras somos parte de ese completo, somos pequeños Cristos, de ahí el nombre de Cristianos.

Todos juntos formamos el cuerpo de Cristo.

Cada pieza es importante, cada uno es individual y único.

Cada uno cumple un propósito establecido y específico.

No se puede perder ninguno de sus elegidos.

Nos necesitamos todos, nos complementamos, nos ayudamos.

Trabajamos juntos, servimos juntos.

Tenemos un mismo fin, que otros puedan ver la imagen de Cristo, para que puedan creer.

Le vean tal como es Él.

A medida que nos convertimos, creemos, nos vamos añadiendo a ese gran rompecabezas.

Un día estará completo.

Cuando se convierta el último de los creyentes.

¡Terminaremos!

Juan 17:6 dice,

 He manifestado tu nombre a los hombres que del mundo me diste; tuyos eran, y me los diste, y han guardado tu palabra.

Juan 17:20-22

 Mas no ruego solamente por estos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos, 21 para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste. 22 La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno.

Juan 17:24

Padre, aquellos que me has dado, quiero que donde yo estoy, también ellos estén conmigo, para que vean mi gloria que me has dado; porque me has amado desde antes de la fundación del mundo.

 

Ser parte de ese rompecabezas es un privilegio y u n honor inmerecido.

Pues cada pieza fue seleccionada antes de la fundación del mundo, es importante para Dios.

Y al final formaremos la imagen de nuestro Salvador, Amo y Señor, de nuestro amado Cristo.

¡Qué gran honor ser una pieza de ese Gran Rompecabeza Especial!

 

Pd. El día que conocí a mi esposo, dentro de todas las hermosas palabras que cautivaron mi corazón, hubo unas que no puedo dejar de mencionar en este tema.

Me dijo:

“Tu eres la pieza del rompecabeza que me faltaba, para completarme”

De ahí en adelante…saben ya la historia.

lunes, 21 de noviembre de 2022

 

Un Dia Será







 







Hablar de algo que ocurrirá un día, puede sonar muy interesante, misterioso, asombroso, extraordinario, algo fuera de lo común, pocas veces visto…

¿No le parece?

¿O es solo a mí, que me deja pensativa?

 

Investigando un poco encontré cosas muy interesantes:

·      Existe un tipo de insecto conocido por Cachipollas que no alcanza a tener las 24 horas de un día, de vida.

 

·      Existe también, una flor de cactus blanca muy conocida por el nombre de Dama de noche. Esta abre en la noche y dura solo horas, hasta que amanece, luego se cierra para siempre. Es algo espectacular y hermoso. Pero hay que velarla y esperarla si queremos disfrutar su belleza, pues su duración es corta y de noche.

 

·      Otra es una planta llamada Tígrida, es una planta bulbosa originaria de Méjico, que también se conoce como Flor de un día. La reconocemos por su pelaje como de un tigre, por su color rojo-amarillento. Su duración es de un día florecida.

 

·      Según investigaciones la hembra de una especie de libélula en particular, la Dolania americana, vive menos de 5 minutos tras realizar su muda final.

 

·      Las mariposas de seda, que son totalmente domésticas, tienen buenas reservas de grasa por lo que viven en torno a una semana, no más. Otras especies no vivirán más que uno dos días.

 

La vida es corta…pero para algunos es verdaderamente corta.

Pero todavía hay acontecimientos de un instante.

Reconociendo que un instante es un periodo de tiempo muy breve, casi imperceptible, un momento puntual en que se realiza una cosa o simplemente sucede.

Ejemplos de instante podrían ser:

·      Se apagó un fósforo

·      Se prendió una linterna

·      Un choque automovilístico

·      Cambió el semáforo a verde

·      Te diste un golpe

·      Estornudaste

·      Tosiste

·      Pestañaste

·      Te despertaste

·      Moriste

·      Naciste

 

La Biblia también nos recoge acontecimientos de un instante:

El milagro del nuevo nacimiento, que ocurre con una criatura cuando nace de nuevo y se convierte a Cristo. Cuando pasa de muerte a vida espiritual. Juan 3:3 nos dice,

Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.

 

El rapto o arrebatamiento de la iglesia, donde todos los creyentes en Cristo seremos levantados y llevados con Cristo al cielo, será en un abrir y cerrar de ojos, para estar siempre con el Señor. Así lo narran a los Corintios15:52,

 en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados

 

Y 1 a los Tesalonicenses 4:16-17

Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. 17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.

 

Tenemos la segunda venida del Hijo del Hombre a la tierra, que será como ladrón en la noche, sin que nadie lo espere.

Así nos narra Mateo 24:44,

 Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis.

 

Y Lucas 21:27

 Entonces verán al Hijo del Hombre, que vendrá en una nube con poder y gran gloria.

 

Y 2 de Pedro 3:10

Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas.

 

Estos dos eventos finales están listos para ocurrir en cualquier momento.

¿Estás preparada y esperando?

Señor, ven por tu iglesia. Te esperamos.

Un día será… ¡ojalá fuera hoy!

miércoles, 9 de noviembre de 2022

 

Cicatrices que brillan






 





Desde que escuché este relato, no he dejado de pensar y meditar en él.

No es algo mío ni mucho menos quiero que piensen que yo lo inventé.

Estoy citando de otro la idea principal…

Pero ha sido algo impresionante y no puedo sacarlo de mi mente.

Kintsugi es una técnica tradicional japonesa que se utiliza para reparar cerámicas rotas o cristalería, utilizando polvo de oro en su reparación.

El oro se usa solo para el acabado final.

Este evento en la vida del objeto en lugar de permitir que su función y servicio terminen por el daño o rotura, le da un nuevo valor haciéndolo más bello que el original.

Kintsugi es un acabado bello que vuelve a dar valor al objeto reparado.

¡Qué hermoso trabajo de reconstrucción!

No solo lo devuelve a su vida útil y práctica, sino que lo embellece aún más y le da más valor que el que antes tenía, le añade un brillo especial.

No hay que leerlo en la Biblia para saber que desde que nacemos estamos expuestos a pasar por diferentes heridas.

Algunas dejan marca y huellas imborrables en nuestro cuerpo.

Otras heridas quedan sus huellas en el corazón donde solo Dios puede verlas y sanarlas.

Tenemos versículos que nos apoyan.

Oseas 6:1

Venid y volvamos a Jehová; porque él arrebató, y nos curará; hirió, y nos vendará.


Deuteronomio 32:39

Ved ahora que yo, yo soy,

Y no hay dioses conmigo;

Yo hago morir, y yo hago vivir;

Yo hiero, y yo sano;

Y no hay quien pueda librar de mi mano.

 

Job 5:18

Porque él es quien hace la llaga, y él la vendará;

Él hiere, y sus manos curan.

 

Todos concuerdan que solo nuestro Dios es capaz de sanar todas nuestras heridas.

Pero todo lo que he mencionado ha sido para poder decirles, que,  creo nuestro Dios utiliza la técnica Kintsugi con cada una de nuestras cicatrices.

No solo las sana, sino que le coloca al final un poco de polvo de oro para que estas tengan ante los demás un brillo especial.

Cada herida que pasamos tiene una historia detrás de ellas. Y tiene un brillo especial, que la distingue.

Cada herida es diferente a otra y deja diferente huella, cada uno es único y particular, diferente. No hay otro con tus mismas cicatrices.

Eres pieza única, exclusiva.

Cada cicatriz y su restauración nos hace criaturas más valiosas para Su gloria.

Podemos brillar de manera especial ante el mundo que nos observa.

¿Estamos pasando por una herida?

¿Tenemos cicatrices?

Dejemos que nuestro Dios sea nuestro sanador.

Y como hija de Dios, permitamos que nos restaure con la técnica Kintsugi… colocándonos polvo de oro al final del trabajo de restauración.

Luciremos mucho mejor y seremos más valiosas que antes, de eso estoy segura.

¡Dejemos que nuestras cicatrices brillen!

miércoles, 19 de octubre de 2022

 

La sonografía del Alma








Toda mujer entiende perfectamente cuando anualmente nos toca un chequeo completo en el ginecólogo.

Para el hombre fuera muy claro si dijera, que es un Tune-up o mantenimiento que le toca a su carro, por el millaje que ya ha alcanzado.

Pero volviendo a nosotras, por lo menos una vez al año, si todo anda normal, nos toca un COMBO muy interesante:

·      Análisis completo de sangre

·      Mamografía

·      Sonografía mamaria

·      Densitometría

·      Papanicolau

·      Y otros tipos de sonografías

Y eso es sin entrar por el cardiólogo u otros especialistas.

Pero hoy mi atención va para las sonografías.

Esto es una prueba de diagnóstico por imágenes que utiliza sondas sonoras para crear imágenes de órganos, tejidos y estructuras del interior del cuerpo.

Lo que a simple vista no podemos ver, este aparato lo revela ante nuestros nos, nos da detalles y dimensiones específicas.

¡Gracias damos a Dios por las maravillas cómo la ciencia ha aumentado en estos días para nuestro bien!

Pero, todo esto me deja muy pensativa…

Nuestro Dios no necesita de ningún aparato sofisticado para ver el interior de nuestro ser, para ver nuestra alma.

Hebreos 4:13 nos dice claramente,

Y no hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia; antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta.

 

Así como cuidamos nuestro cuerpo, debemos prestarle atención también a la Sonografía del alma.

Salmos 41:4 dice,

Yo dije: Jehová, ten misericordia de mí;

Sana mi alma, porque contra ti he pecado

 

Salmos 34:22 dice,

Jehová redime el alma de sus siervos,

Y no serán condenados cuantos en él confían.

 

Esta sonografía espiritual revelará lo más íntimo, aquello que los demás no pueden ver a simple vista, aquello que puede estar bien oculto en un rincón de nuestro corazón y nuestra alma.

·      Aquel mal pensamiento

·      Aquella palabra inadecuada

·      Aquella actitud incorrecta

·      Aquel deseo pecaminoso

·      Aquella mirada inapropiada

No esperemos un año para hacernos una sonografía del alma.

Salmos 33:20 nos dice,

Nuestra alma espera a Jehová;

Nuestra ayuda y nuestro escudo es él.

 

Para ver nuestro Médico de médicos, no necesitamos cita previa, ni seguro médico, ni hacer largos turnos.

Recordemos lo que nos dice Ezequiel 18:4,

 He aquí que todas las almas son mías; como el alma del padre, así el alma del hijo es mía; el alma que pecare, esa morirá.

 

Que el Señor permita podamos obtener la Salvación de nuestra alma a tiempo y nos dé vida, librándonos de la muerte eterna.

Isaias 57:15 nos recuerda,

Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados.

 

Demos mantenimiento continuo a nuestra alma, mantengamos en santidad, apartado del mal y del pecado todo nuestro ser.

¡El Señor está a la puerta!